ccojín lactancia y embarazo
Familia

» ¿Cómo elegir el cojín de lactancia? El mejor aliado para dormir embarazada y la lactancia.

3 min.

Saber elegir el cojín de lactancia y su importancia durante y después del embarazo.

¿El mejor cojín o almohada de embarazo? El que se adapte a tus necesidades

 

cojín lactancia microperlas

¿Embarazada? Seguro que estás pensando en comprar un cojín de lactancia y has empezado a comparar los modelos que existen y los que te aconsejan tus amigas.

Es todo un mundo. A pesar de ser un producto relativamente sencillo, hay miles de opciones.

Yo he probado unos siete cojines diferentes así que sé de lo que hablo. Varios me dejaron durante el embarazo y  otros me regalaron al nacer mi niño.

 

 

Para cada momento, un tipo de cojín.

Que solucione tus necesidades.



¿Puede un sólo cojín de embarazo cubrir todas tus necesidades?

Cada mujer tiene sus preferencias así que en este artículo explico mi experiencia, que puede ser diferente a la de otras personas.

Hay varios consejos que me habrían ayudado antes empezar a comprar la almohada de embarazo, y con los que habría evitado comprar uno tras otro. Para que no te pase lo mismo, te cuento lo que yo he vivido y  mis consejos.

Al grano, primero vamos a ver qué hay que tener en cuenta al elegir el cojín que mejor se adapte a TUS necesidades y seguido, basándome en mi experiencia personal, te explico con cuál me quedaría. Allá vamos.

 

Elegir el mejor cojín de embarazo y lactancia. ¿Por dónde empezar? ¿En qué me fijo?

Criterios a tener en cuenta para elegir el cojín de lactancia:

 

1. Uso que le vas a dar: ¿Para qué lo quieres?

¿Para dormir durante el embarazo ? ¿Dormir y luego amamantar/dejar al bebé en modo cuco? ¿Sólo para dar el pecho porque duermes de maravilla?

En función de cómo vayas a usarlo, el tamaño tendrá más o menos importancia.

 

¿Eres calurosa? ¡Consejo!

Me olvidaría del cojín XL y usaría dos almohadas normales para poner entre las rodillas y debajo de la tripa porque al haber menos tela y ser dos en vez de un gran cojín, da mucho menos calor y tiene el mismo efecto

 

2. Dónde lo vas a usar:

¿Principalmente en casa? ¿O también fuera (playa, coche, restaurante, etc)?

 

3. Tipo de Relleno de la almohada de embarazo

Además del tamaño, este punto para mi es el más importante.

Da igual de qué lo rellenen, sólo hay dos resultados, sensación de rigidez o de mullido.

La diferencia es abismal.

 

Los cojines de fibra son mucho más rígidos y menos flexibles. Incluso sentada en un sillón te vas a dar cuenta de que es una superficie poco adaptable a los huecos que quedan entre el sofá, tus brazos y tu bebé.

El cojín de embarazo de bolitas o microperlas, te va a dar un resultado mullido. Son muy flexibles y permiten adaptar el cojín a la perfección al lugar en el que estés sentada.

 

4. ¿Almohada de lactancia desenfundable?

No creo que éste sea un criterio a seguir.

Hay que tener en cuenta que en la gran mayoría de los casos, si el cojín se ensucia, hay que meterlo entero en la lavadora porque las fundas no son impermeables y si no se lava por completo, el olor puede ser muy intenso.

 

Elegir el cojín de lactancia. Mi Tabla comparativa que puede ayudarte a decidir.

Te dejo una tabla comparativa con los modelos más conocidos, además he incluido todos los que yo fui probando.

Mí recomendación: Cojín Lactancia Doomoo.

 

Éste es SIN DUDA, el cojín que me compraría si tuviera que empezar de cero. Es el que más he utilizado con diferencia, sobretodo al final de embarazo hasta final de la lactancia.

 

Table could not be displayed.

 

 

 

 

Rate this post

Última actualización el 2024-07-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.